18 abr. 2007

Martin Sturla campeon Argentino de media distancia



Un cierre de temporada a lo grande- Por Leonardo Mourglia, enviado especial Atletas.infoLlegó abril, y con este mes la hora de cerrar el telón en la temporada nacional de triatlón. Desde hace 6 años, Chajarí y su carrera de larga distancia son la cita final, consagrando a los campeones argentinos en la distancia Medio Ironman.Cerca de 250 corredores llegaron al norte entrerriano desde varios rincones del país, con el objetivo de recorrer en el menor tiempo posible los 1.9k de natación, 90k de ciclismo y 21k de corrida conocidos con el nombre de Ironlago. Antes de largar, los fantasmas del intenso calor de la edición pasada se fueron disipando, aunque dando lugar a los miedos de correr con lluvia. Gracia a Dios, el mal clima no pasó a mayores, y quedó en una tenue llovizna que mojó de a ratos el asfalto durante el tramo del ciclismo. El regreso del campeón:Si bien impuso un ritmo inalcanzable en cada una de las tres etapas, fue justamente durante los 90k de bici en donde se vio lo mejor de Martín Sturla, dejando una imagen que nos hizo pensar prácticamente por unanimidad que definitivamente volvió aquel campeón que deslumbró al mundo del triatlón con sus 8hs 11minutos en el Ironman Brasil 2001. A bordo de su Quintana Roo Seduza, pedaleó la contrarreloj a nada menos que 43 kilómetros por hora de promedio, en circuito que incluyó 8 retomes en “U” que obligan a bajar la velocidad a casi cero. Martín ya había dado una clara muestra de esto al ser segundo, por un minuto de diferencia, en el Ironman de Florida (EE.UU) durante noviembre pasado. Ahora, con la tranquilidad de tener asegurada su plaza para el próximo mundial Hawaii en Octubre, le apunta de lleno al Ironman que se correrá en Brasil a fines de este mes.Sturla fue el primero en completar los 1900 metros de natación, divididas en dos vueltas, por las apacibles aguas del lago Salto Grande. Le bastaron casi 29 minutos para completar el tramo, consiguiendo una ventaja de unos 30 segundos sobre sus seguidores. Desde allí comenzó a construir una victoria inobjetable, al punto que al bajarse a correr llevaba una diferencia de más de 10 minutos sobre su inmediato perseguidor. Esto desvió las miradas del público hacia la lucha por el segundo puesto y los restantes escalones del podio. Durante los 21k de corrida Sturla solo tuvo que regular, aunque de todas maneras se tomó la cosa como un buen entrenamiento de cara a su próximo desafío. A pesar de ir relajado, su parcial de media maratón fue de 1h 19 minutos.